escenario
El Director Técnico del Festival de Viña 2015, Rodolfo Nutters, explicó el arduo trabajo que debe realizarse en la Quinta Vergara para que cada jornada sea perfecta y no quede nada al azar. Cerca de 300 personas permanecen en el lugar día y noche probando luces y pantallas, mientras que un generador capaz de alimentar eléctricamente a Viña del Mar y Valparaíso por un día, es el que da vida al espectacular certamen.

“El trabajo en la Quinta comenzó el 12 de enero en jornadas normales hasta febrero, y a estas dos últimas semanas empiezan las jornadas 24/7”, explicó Nutters quien además detalló el proceso con el que se prepara el lugar.

“Primero se arma la estructura del escenario, luego la colocación de la parrilla en el techo, después se genera el piso del escenario completo y se arma el esqueleto para la escenografía. Luego, se da la forma de la escenografía para después hacer el ensamble de la estructura de fierro para colgar la parrilla de luces y las pantallas” señaló el Director Técnico del Festival de Viña 2015.

“Paralelo a eso, se hizo el montaje eléctrico con ocho generadores completando un total de 2 GigaWatts de potencia. Con eso podríamos alimentar Viña y Valparaíso por un día completo”, destacó Nutters.

A medida que se acerca el domingo 22 de febrero y la primera noche del Festival de la Canción más importante de Latinoamérica que nuevamente transmite y organiza Chilevisión, el trabajo se hace más intenso. “A partir de la segunda semana de febrero se comenzó en los camarines y áreas técnicas con el trabajo de cableado de señales de microfonía y hoy estamos con el sistema de sonido y cableando”, dijo Nutters, agregando que ya se dio inicio a las pruebas de sonido.

“Se hacen seis pruebas de sonido técnicas ¡ya empezamos a meterle bulla a los vecinos! Después empiezan los ensayos. Hoy ya tenemos instalada la unidad móvil de televisión, mañana se cablea y estamos en la etapa de armado final de iluminación”, al mismo tiempo, dio detalles de la labor que realizan cuando ya comienza el Festival de Viña.

“Cuando ya empieza el Festival, las 300 personas se mantienen en los ensayos en jornadas de turnos. Ahí se hace la programación de luces y pantallas de cada artista y cuando termina cada jornada, seguimos trabajando. Hay varios que hacemos la jornada completa acá (en la Quinta)”, puntualizó Rodolfo Nutters quien agregó que “yo tengo en mi oficina un silloncito que me acompaña felizmente, nos vamos turnando y dormimos un poquito cada uno, porque tenemos que estar preparados para el show del otro día.