Toda la familia celebró en el estadio municipal “Italo Composto”, la fecha final del Campeonato de Apertura 2015, serie cadetes, de la Asociación de Fútbol Unión Peñablanca, que convocó a niños y adolescentes de 10 equipos que integran la agrupación.

Eduardo Silva, presidente de la Asociación, explicó que este campeonato se realiza desde hace más de tres años –cuando se creó la entidad-, y que su objetivo es que los vecinos de los distintos barrios, tanto de Peñablanca como de los sectores sur y norte de Villa Alemana, se conozcan y compartan en torno al deporte.

“Fueron cinco fechas y en las finales participaron todas las series. Esta semana se inicia el campeonato oficial que se jugará todos los sábado y domingo en el estadio Italo Composto, hasta las 20 horas. Son 10 equipos desde la categoría primera infantil hasta senior (35 años hacia arriba)”, explicó Silva.

El dirigente destacó el esfuerzo que se realiza por sacar adelante el campeonato, ya que “en el fútbol amateur es muy complicado unir a la gente. Nuestra finalidad es, entre otros objetivos, evitar que los niños se introduzcan en el alcohol, las drogas o la delincuencia. Por eso estamos muy agradecidos del apoyo que nos ha brindado el alcalde de Villa Alemana, José Sabat, pues ha sido muy importante para los niños pasar de jugar en una cancha de tierra a una de pasto (sintético)”, destacó.

MÁS ESPACIOS PARA EL DEPORTE

Por su parte, el alcalde José Sabat, quien asistió al partido final del campeonato, celebró el esfuerzo de los dirigentes por sostener la Asociación. “Siempre hemos dicho que a nuestros niños hay que entregarles los espacios para que se desarrollen. Si ellos además acogen a la familia que acompaña a sus niños, entonces el éxito es de la ciudad”, dijo.

El jefe comunal subrayó el “trabajo ad honorem de estos dirigentes que trabajan pensando en los niños en sus equipos de barrios”.

Por su parte, Marcelino Guerrero, vicepresidente de la Asociación de Fútbol Unión Peñablanca, destacó el aumento de la participación en la entidad, especialmente en la categoría cadetes, “gracias a la gestión de nuestro alcalde José Sabat, que posibilitó utilizar el estadio. Cuando los niños supieron que los partidos se iban a jugar aquí comenzaron a jugar nuevamente en nuestros clubes, que el año pasado registraron una fuerte deserción”, contó.