Una gran cantidad de personas llegó hasta el muelle Prat de Valparaíso a presenciar al gigantesco patito de hule.