Autoridades valoraron el rol que cumplen estos trabajadores en pro de la conservación de la biodiversidad en Chile, muchas veces alejados de sus familias y centros urbanos.

Un merecido homenaje brindó la Corporación Nacional Forestal (CONAF) a los hombres y mujeres que desempeñan el rol de guardaparques en las 101 áreas silvestres protegidas de Chile, especialmente a 15 trabajadores de este grupo (tres de la región de Valparaíso), quienes, luego de cuatro décadas de servicio en pro del cuidado de la flora y fauna del país, jubilarán este año, con el orgullo del deber cumplido.

El acto se llevó a cabo en la Reserva Nacional Lago Peñuelas de Valparaíso, en el marco de la conmemoración del Día Nacional del Guardaparques, y contó con los saludos de la presidenta Michelle Bachelet y el ministro de Agricultura, Carlos Furche.

Al respecto, el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, manifestó que “celebramos a un conjunto de personas que ha venido trabajando sistemáticamente por conservar la naturaleza y acercarla a la gente, por proteger ese patrimonio natural que tanto requerimos en el mundo de hoy, y por el cual ellos han puesto tanto esfuerzo”.

Destacó que, como Corporación, “hemos avanzado bastante en un conjunto de condiciones favorables para los guardaparques, mejores que las que habían, de orden sicosocial, de vestimenta, de generación de capacidades, con entrenamientos tanto acá como en el extranjero. Sin duda queda por hacer, pero las bases ya están armadas”.

Cavieres, a su vez, afirmó que “es importante integrarnos con la sociedad, y sobre todo con una sociedad a la que le interesa la naturaleza, que está motivada por ella, y que cada día la visita más. Y eso tiene un significado con el visitante, pero también tiene un significado con la gente del entorno, que nos ayuda a evitar los incendios, las especies exóticas, la entrada de ganado. En ese sentido, la relación activa que tienen los guardaparques con los vecinos de las áreas silvestres protegidas es crucial”.

Por su parte, el seremi de Agricultura de la Región de Valparaíso, Ricardo Astorga, aseveró que “lo más importante es relevar la calidad de las personas que son guardaparques, y que velan por el patrimonio natural nuestro. Son personas de esfuerzo, que muchas veces están en lugares muy apartados, con poca comunicación, quienes merecen que se les celebre. Así que contento y honrado de ser el representante del ministerio de Agricultura en este acto tan especial, y que permanezca por mucho tiempo más, y que, evidentemente, la labor que ellos cumplan se vaya profundizando, pero además que se vaya socializando, de manera que los ciudadanos que visitan las áreas silvestres protegidas compartan la experiencia que tienen y valoren el trabajo que hacen”.

Finalmente, el presidente del Consejo Nacional de Guardaparques, Julio César Vergara, contó que “ estamos vinculados esencialmente por el amor a la naturaleza, a las especies que están en peligro de extinción, a toda la biodiversidad conjunta y los recursos culturales que están insertos en las áreas protegidas. A mí me honra representar a los guardaparques, que por décadas han estado resguardando los ecosistemas de la patria, alejados de los centros urbanos y sus familias, y ese valor se tiene que materializar en reconocimiento público”.

Guardaparques distinguidos de la Región de Valparaíso

Iván Leiva Silva, administrador del Parque Nacional (PN) Archipiélago de Juan Fernández (1996-2001 y 2006-2017), administrador del PN Parque Nacional La Campana (2001-2006). Además, participó en la creación de la Reserva Nacional (RN) El Yali de Santo Domingo.

Ricardo Salgado Vejar, desde 1972 se desempeña como guardaparque de la RN Lago Peñuelas. La mayor parte de su vida laboral la ha dedicado a la producción y mantención de plantas en el vivero de la unidad, aportando técnicas de recolección de semillas y reproducción de especies nativas.

Eusebio Osorio Burgos, también de la RN Lago Peñuelas, destaca por su labor en la protección del sector La Engorda, que guarda los recursos naturales más importantes de la unidad, como el gran espinal y los bosquetes nativos. Asimismo, dedica parte de su tiempo al patrullaje preventivo, evitando así actividades ilícitas en la zona, como la caza furtiva de animales o el robo de madera.