La propuesta, nacida en una moción parlamentaria, pasó ahora a consideración del Senado. Dentro de las metas del deportista se encuentra la idea de representar a Chile en los próximos Juegos Olímpicos de 2020.

Al Senado a segundo trámite se remitió la moción que otorga la nacionalidad chilena, por especial gracia, al ciudadano cubano Yasmani Acosta Fernández, en consideración a su notable contribución al desarrollo del deporte, particularmente en la especialidad de lucha olímpica o grecorromana.

Los fundamentos del texto -que sumó 82 votos afirmativos y 1 abstención- resaltan que Acosta no puede competir internacionalmente por nuestro país, salvo en torneos especiales que sean autorizados por la Federación Cubana.

El deportista espera representar a Chile en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 donde, según todos los especialistas, tiene grandes posibilidades de convertirse en la primera presea olímpica de nuestro país en lucha grecorromana.

Los autores de la moción destacan también la positiva influencia que representa Yasmani Acosta, pues junto con entrenar imparte la enseñanza de su disciplina deportiva.