Vecinos se reunieron con el Consejero Manuel Millones con quien establecieron acuerdos para trabajar por mejorar la seguridad y los servicios del sector.

Pese al frío, muy temprano los vecinos y dirigentes de los comités del Campamento Manuel Bustos llegaron hasta su sede para plantear sus inquietudes al Consejero Regional por Viña del Mar, Concón, Quintero y Puchuncaví, Manuel Millones. Uno de los principales temas era saber los avances en el convenio de programación aprobado en el Core, que busca la regularización y urbanización del sector y que permitiría dar soluciones habitacionales a miles de familias en Viña del mar que están en asentamientos irregulares o tomas.

María Medina, vocera del campamento se mostró muy agradecida de la presencia de la autoridad regional, ya que se despejaron varios temas. “Él nos vino a asegurar que se le seguirá dando curso al convenio Minvu – Gore, donde entramos nosotros como campamentos, para seguir paso a paso con la regularización de nuestro campamento e ir de apoco entregándole los títulos de dominio a las familias, a medida que vayan completando sus datos y cumpliendo los requisitos que se están pidiendo”, sostuvo la dirigenta.

La reunión – desayuno, que se extendió por más de una hora, permitió analizar las complejidades que están teniendo las personas que viven en el Campamento Manuel Bustos, partiendo por el tema habitacional, pero además el grave aumento de la delincuencia y la considerable ausencia de servicios que impiden dar respuesta a los cerca de 5 mil personas que habitan en el sector.

“Para analizar diversos conflictos que tienen como la seguridad ciudadana fruto de la droga que está entrando cada día en el sector, la falta de mayor presencia policial , los problemas de distancia con los centros de salud y los números que son escasos para atender la demanda de la comunidad, la falta de acompañamiento social, que es muy relevante dado las condiciones de marginalidad, mayores apoyos respecto al empleo y programas de subsidios y las modificaciones del convenio, donde inyectamos más recursos para generar más soluciones habitacionales” , manifestó Manuel Millones.

El Consejero Regional agregó que se estableció un compromiso con los vecinos para pedir la instalación de un retén móvil en El Olivar, además de una oficina permanente del Serviu en el mismo campamento, que oriente, colabore y entregue información sobre su futuro habitacional y la obtención de los títulos de dominio, agua potable y alcantarillado. A su vez, los vecinos respaldaron la idea de instalar una avanzada de salud o Cecof para el campamentos y de pedir al municipio de Viña del Mar que apoye con sus profesionales, sobre todo ahora que se viene el invierno y la lluvia y el frío generan más complicaciones en el campamento.

Finalmente Millones destacó la enorme labor que realizan los dirigente de Manuel Bustos, ya que sin ellos habría sido mucho más difícil conseguir los avances logrados en los últimos años.