La Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero de Estados Unidos otorgó este rango a Fernando Ramírez, Carolina Merino y Luis Correa, de CONAF; y Lilian Magaña, Gabriel Sánchez y Carlos Vega, de Bomberos.

El Sistema de Comando de Incidentes (SCI) es un modelo de administración de emergencias –de diversa índole- que nació en la década de los 70 en Estados Unidos, a raíz de los grandes incendios forestales que afectaron al sur de California. Este modelo, posteriormente, ha sido implementado en diferentes países y organizaciones, ya que permite mejorar el manejo de recursos y la coordinación interinstitucional frente a eventos que requieren grandes despliegues operativos.

En Chile, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y Bomberos hace alrededor de seis años comenzaron a preparar a su personal en este sistema, a través de diferentes cursos dictados o acreditados por la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero de los Estados Unidos.

En ese contexto, en Olmué se llevó a cabo una capacitación que permitió certificar a los primeros seis instructores nacionales del nivel avanzado del SCI: Fernando Ramírez, Carolina Merino y Luis Correa, de CONAF; y Lilian Magaña, Gabriel Sánchez y Carlos Vega, de Bomberos.

Al respecto, el director regional del organismo forestal, Pablo Mira, resaltó que el sistema contribuye “para coordinarse, para ver cómo ponerse de acuerdo, cómo enfrentar los problemas, cada uno con sus propias responsabilidades. Es decir, una organización de desastres para que el daño sea el menor posible para la sociedad”.

Por su parte, el profesional de la Gerencia de Protección Contra Incendios Forestales de CONAF, Luis Correa, quien aprobó con la mejor calificación el curso, sostuvo que es “muy necesario que la Corporación, así como Bomberos, Onemi y otras instituciones de Chile sean capaces de tener este sistema, donde hablemos un lenguaje común, donde trabajemos con objetivos y estructuras organizacionales comunes, cosa que en este minuto no sucede, a pesar de que de uno u otro modo asumimos muy bien las emergencias”.

En tanto, el inspector de normalización del Cuerpo de Bomberos de Viña del Mar, Gabriel Sánchez, dijo que las personas que participaron en la actividad, “ya hemos pasado por las etapas básica, intermedia, todos somos instructores de ambos niveles”.

Además, precisó que en la Ciudad Jardín, en particular, “se ha tomado la decisión de implementar el sistema, lo que es muy distinto a  solamente tener la capacitación, sino que, en el fondo, es volcar esto a procedimientos, protocolos con otros cuerpos de bomberos e instituciones, y  cambiar la forma de trabajo”.

Para la consultora temática en SCI y manejo integral del fuego de la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero de los Estados Unidos, la costarricense María Luisa Alfaro, el mecanismo “es para aprender a manejar incidentes múltiples o complejos, como lo que se vivió en el año 2017 en Chile (Tormenta de Fuego)”. Y agregó que permite “fortalecer conocimientos, técnicas, para ese tipo de emergencias, con alta complejidad, donde se requiere administrar muchísimos recursos durante las operaciones”.

Como ejemplo, la experta mencionó la última visita del Papa al país, la cual se planificó en base a las directrices del modelo estadounidense de respuesta ante eventos de gran envergadura.