Abierto a la posibilidad de legislar sobre la eutanasia, incluso en menores de 18 años, se mostró el diputado de la Democracia Cristiana Daniel Verdessi, quien señaló que presentará una indicación al proyecto para no confundir con suicidio asistido.

El parlamentario, integrante de la Comisión de Salud, señaló que “el gran problema es el tratamiento del dolor, primero que realmente sea un dolor intratable, porque con las nuevas tecnologías y nuevos medicamentos, son pocos los casos que pasan a ser dolor intratable, y en el caso de los niños con mayor razón”.

El médico, ex director del Servicio de Salud Valparaíso San Antonio, puso como ejemplo el caso del único país sudamericano donde la eutanasia está legalizada, “el tema de los menores de 18 años es un proceso, como en Colombia que se demoraron 10 años después de todo un aprendizaje que se hace en este tema”.

El parlamentario falangista precisó que “no debemos confundir el suicidio asistido o las depresiones, que son tratables, con lo que es eutanasia en menores de 18 años. Creo que son muy pocos los casos que pueden llegar a eso y esa es la preocupación especial, por eso voy a hacer una indicación específica en que el Gobierno se comprometió a estudiar a fondo lo que es el tratamiento paliativo del dolor y buscar que realmente no se trate de un suicidio asistido”.

“A veces hay un diagnóstico y un tratamiento que no son los adecuados, y muchas veces no se ha usado la tecnología de punta al respecto. Por ejemplo, con la neurotomía, un tratamiento que secciona nervios que producen dolor intratable y que puede cambiar la vida a una persona. En otros casos de cánceres que no han recibido cuidados paliativos con tratamientos de última generación, que aparentemente desean la muerte porque que creen que no hay alternativa, pero sí la hay”, destacó Verdessi